5/3/10

Mi Fe

Siento tu nombre escuchar y a veces me suena lejano.
Caminan mis pies, de tantos en tantos, caminos impensados
inesperados

y creo alejarme...

Solo atino a sentir la tranquilidad como algo seguro que me envuelva.
Me duele lo que hace, aun así no caigo en agonías. No quiero hacer de mi vida un espejo de decepciones materializadas.

Solo quiero encontrar sabores...
ya todo me sabia insípido aunque me obligara a ponerle empeño.

Una llegada me hace valiente a todo.

No puedo emplear demasiadas oraciones en sentires sin dejarme pensar en que nada puede desmoronarme.

Me creo invencible para no enterarme.