5/3/10

Mi Fe

Siento tu nombre escuchar y a veces me suena lejano.
Caminan mis pies, de tantos en tantos, caminos impensados
inesperados

y creo alejarme...

Solo atino a sentir la tranquilidad como algo seguro que me envuelva.
Me duele lo que hace, aun así no caigo en agonías. No quiero hacer de mi vida un espejo de decepciones materializadas.

Solo quiero encontrar sabores...
ya todo me sabia insípido aunque me obligara a ponerle empeño.

Una llegada me hace valiente a todo.

No puedo emplear demasiadas oraciones en sentires sin dejarme pensar en que nada puede desmoronarme.

Me creo invencible para no enterarme.

4 comentarios:

José Ignacio dijo...

Creo comprender tu discurso.
Por lo menos creo entender el desenlace.
Fe y esperanza creo que no son sinónimos de invencibles.
Podemos tener fe en una utopía y ver como nuestro anhelo se aparta cada vez más como el horizonte se aleja al avanzar en el camino.
Lo importante es la voluntad de no quedar parado y seguir buscando.
Un saludo

nois dijo...

asi es Jose, a vecesme creo invencible, pero esa no es el motor sino la fe y esperanza ocultos detras de cada dia vivido.
muchas gracias por acercarte siempre!!! abrazos!

Mayte dijo...

Buscando fuerzas en nuestro interior, para sentirnos invencibles

Claudio dijo...

Siempre leo tus poemas. Escribís muy lindo.